El columnista y la presidenta en una citaciГіn enamorando

El columnista y la presidenta en una citaciГіn enamorando

Desplazándolo hacia el pelo Kiko Matamoros, con chulería de machaca madrileño, que le llamaba aparecido y payaso, ¡que eres un pa-ya-so! La Patiño, la Marisú desprovisto canonjía ministerial, que se le arrimaba inquiriéndole a gritos con las ojos desorbitados y la vena abultada de el cuello. Jorge Javier, la estalinista penosa, intentando sacarle el juguillo como a la morcilla que se aplasta con el tenedor con el fin de que suelte esa grasilla anaranjada. Pero allá estaba el adulto, José Primo Pantoja, repanchingado en la butaca roja haciendo un mainspreading sobre texto de Leticia Dolera; impasible, gozando el embate con una sonrisa lenta, gustándose jugueteando con la capsulita sobre cianuro que guardaba en el bolsillo derecho de su Elvi’s ‒marca blanca sobre Levi’s, sí‒. Read More